29 abr. 2012

Social media: The american identity


Skrillex & Damian "Jr Gong" Marley - "Make It Bun Dem

Bonsai


Sí. Esto es amor, libros y blá blá blá, como reza el afiche.
Música y humor habría que agregar. Y emoción, que es tan importante a la hora del libro o la película que se elige.
 “BONSAI”, inspirada en la elogiada novela homónima de Alejandro Zambra, es (aparentemente) la historia de “un pobre tipo con el corazón roto”, Julio (Diego Noguera, notable), que vive en un pequeño departamento en Santiago, tras haber estudiado literatura en Valdivia. En la capital trabaja en una librería. Un escritor de renombre, Gazmuri (Hugo Medina), le encarga que le traspase al computador una novela que ha escrito a mano en cuadernos escolares. Aunque el negocio no resulta, un poco por alardear Julio le dice a su vecina y amante, Blanca (Trinidad González), que está trabajando con Gazmuri. Julio, entonces, compra sus propios cuadernos y empieza a escribir su propia novela.
Es fascinante constatar como se construye un armazón narrativo cinematográfico en torno a una novela que en realidad es buena literatura en estado puro, casi esencial. Es decir, el director, Cristián Jiménez, consigue construir su propio “Bonsái” en otro lenguaje, el del cine, algo de lo que no muchos pueden jactarse. Lo hace magistralmente, sin lastrarse con la obra en que se inspira, sin recurrir sólo al talento del novelista, que ya hizo lo suyo en papel.
Utilizando algunos nombres de los capítulos del libro de Zambra a su modo —Bulto, Tantalia, Sobras...—, el realizador arma su propio relato en base a racontos que viajan entre Valdivia y Santiago, con 10 años de distancia. Es en el sur donde Julio ha conocido a Emilia (Natalia Galgani), una compañera de estudios tan seria y taciturna como él... (Ojo: nada de esto la convierte en una película densa o lánguida, porque de aburrida no tiene nada).
Aquí hay lluvia (mucha lluvia, esto es Valdivia, mayormente), un protagonista serio (muy serio, que es como lo describe Zambra), gente joven muy dark, harto café en tazones... Y chicas modelo Daria (spin off de “Beavis and Butthead”, MTV).
Menos sombría de lo que aparenta en un comienzo, el humor se deja caer solapado y sutil. Son briznas de humor. Lo preciso. Y en el tono exacto. Lejos del chiste directo y el divertimento, esos instantes son abiertamente cómicos.
Este es un relato donde importa el qué, no el por qué, en el que la historia se desliza en diálogos oblicuos, jamás rebuscados, concisos y aparentemente triviales. Con seductora atmósfera, silencios que se agradecen y ni una sola escena de más.
La banda sonora tiene tanto sentido y coherencia que a uno le hace recordar para qué es que está la música en una película. Hay mucha sensibilidad (también) en esta elección porque está pensada —y sentida— como una parte fundamental del todo. Las tocatas en vivo y los sonidos que acompañan esos noventeros años universitarios —Pánico principalmente (“Kick”), Fiskales, Congelador, Emociones Clandestinas— más Bach y algunos lieder de Schubert, asociados a diferentes personajes.
Hay que subrayar el muy logrado casting. Inolvidable el personaje de la abuela (en la vida real, la abuela del director): realmente muy divertida. Nada obvio, nada evidente. Todo sin aspavientos.
Delicada, exquisita, “Bonsái” se convierte en una película lo suficientemente atractiva y seductora como para llegar a sentirla entrañable.

22 abr. 2012

Michael Kiwanuka - Rest

Rest


Close your eyes
Let them rest
I ain't in no hurry, hurry at all
Rest your head upon my shoulder
I swear i will carry, carry you on


I won't let you go, go on hungry
I won't let you cry, without a hand to dry


Rest your hands
Leave them tender
They weren't made for working, working at all
Letra de: http://www.letras1.com/michael-kiwanuka/rest-letra.html


I won't let you go, go on hungry
I won't let you cry, without a hand to dry


Rest your soul, live in peace
I won't let you worry, worry at all


I won't let you worry, worry at all
I won't let you worry, worry at all













Michael Kiwanuka - Home Again



Este es uno de los álbumes que no deben faltar. Me recordó a Al Green

Es inevitable abstraerse unos segundos saboreando, con la mirada en el infinito, y las papilas intentando descifrar los nuevos códigos entre jugos salivares. Esta sensación la sentimos cada vez menos, aunque sea a través de los oídos. En seguida nos precipitamos diciendo los ingredientes. “Tell me a tale” abre un disco de largo recorrido en el tiempo, y lo hace rememorando por los arreglos el “Astral weeks” de Van Morrison, otra pieza histórica y compleja. Michael posee una voz cautivadora y acogedora, hace que no le abandones en canciones con ausencia de arreglos como “I’m getting ready”. Y entonces nos viene al paladar Nick Drake. Llegados a este punto pensarán que la portada Motown le queda grande, pero el joven británico de 24 años con pasado ugandés, tiene minutos para recordar al Otis Redding de baladas en “Rest”; al soft jazz de Terry Callier en “I’ll get along”; el folk de Richie Havens en “Home again”; el blues de Ray Charles en “Bones”… y así podríamos pasarnos el disco entero, buscándole parecidos al muchacho, obviando lo esencial, que tiene unas canciones seductoras y atemporales.


Lista de temas


01. Tell Me A Tale
02. I'm Getting Ready
03. I'll Get Along
04. Rest
05. Home Again
06. Bones
07. Always Waiting
08. I Won't Lie
09. Any Day Will Do Fine
10. Worry Walks Beside Me


Los temas que me gustaron


Tell me a tale



Rest



Home again



Any day will do fine






¿Debiera chequear mi e-mail?


Tipificación de usuarios de internet


Conceptos filosóficos mediante imágenes





Muy buenas imágenes asociadas a corrientes filosóficas. La serie completa está acá

El péndulo de Foucault

En 1851 el físico francés Bernard León Foucault estaba preparado darle al mundo la primera prueba o experimento tangible de que el planeta gira sobre si mismo sin tener que recurrir a las estrellas.

Cualquiera que siguiera apoyando entonces las teorías geocéntricas (y los que lo hacían, eran pocos pero molestos) a pesar de lo expuesto por Coperenico, Galileo Galilei o incluso Newton en los trescientos años anteriores no tendría más remedio que ceder.

Foucault acudió al panteón de París, donde colgó de la cúpula del panteón un péndulo formado por un cable de 70 metros de longitud, una bola de 28 kilos de peso y en la parte inferior de la bola una pequeña aguja metálica.

Una vez colgado el péndulo, colocó bajo él un gran recipiente con arena, de manera que el péndulo colgara sobre el centro del recipiente y la aguja del péndulo rozara la superficie de arena.


Una vez preparado el escenario comienza la prueba, tras un buen empujón el péndulo empieza a bascular rasgando en cada oscilación la superficie de arena.

Para sorpresa de todos, con el paso de los minutos comienza a apreciarse que el péndulo, en vez de oscilar siempre en el mismo plano, poco a poco cambia de posición. Las horas comienzan a pasar y la realidad ya es palpable. El plano de oscilación del péndulo rotaba en el sentido de las agujas del reloj a razón de 11º la hora, y llegando a completar una circunferencia en algo más de 32 horas.

Y es que los péndulos son muy obstinados y tienden a mantener la inercia y el balanceo sobre el plano en el que se produjo el empujón inicial, por tanto el movimiento que observamos, es en realidad una especie de efecto óptico, puesto que el péndulo se balancea siempre en el mismo plano y es la tierra la que al girar sobre si misma, se mueve bajo el balanceo del péndulo.


Notas y curiosidades:

-Durante la prueba de Foucault el péndulo estuvo oscilando durante varias horas antes de detenerse a causa del rozamiento del aire. Actualmente en los péndulos de Foucault se usan electroimanes para compensar esa perdida de energía producida por el rozamiento, de manera que pueden oscilar casi indefinidamente.

-El tiempo que tarda el péndulo en dar una vuelta completa es exactamente de 24 horas en los polos y va aumentando a medida que nos acercamos al ecuador. En España tarda aproximadamente 37 horas.

-Si situamos el péndulo en el hemisferio norte, el péndulo efectúa el giro en sentido contrario a las agujas del reloj, si le colocamos en el hemisferio sur girará en el sentido de las agujas del reloj y si le situamos en el mismo ecuador, el péndulo sencillamente no gira.


-Por alguna razón que nadie llega a entender aún, los eclipses de sol pueden llegar a afectar al resultado del experimento como observó el Nobel de economía Maurice Allais durante un eclipse de sol en 1954. Allais pudo observar que durante el eclipse de sol el péndulo se desviaba de su dirección habitual, cambiando su ángulo de rotación en 13,5º. Una rotación que hasta ese momento había sido siempre invariable. Desde entonces la prueba se ha repetido en muchas ocasiones durante los eclipses solares y se ha vuelto a observar la anomalía en muchos de esos experimentos. Actualmente no hay ninguna explicación ortodoxa al efecto Allais y la propia NASA trata de encontrar una explicación.

-A día de hoy, algunos fundamentalistas religiosos todavía interpretan literalmente sus escrituras sagradas indicando que la Tierra es el centro físico del Universo, y son los astros los que giran alrededor de nuestro planeta.

-Como curiosidad final, pero no sin antes hacer un punto y a parte muy marcado; no me resisto a mostrar el siguiente vídeo dedicado a los amantes de la serie LOST. Durante la quinta temporada, cuando un nutrido grupo de protagonistas trata de volver desesperadamente a la isla perdida. Acuden a ver a cierta persona que esta tratando de encontrar la nueva localización de la isla. Sorprende ver que esta persona esta usando como instrumental, un péndulo de Foucault... Vaya usted a saber por que...

12 abr. 2012

The Black Keys - El camino


Bueno el disco, rock del bueno. Producido por Danger Mouse

01 – Lonely Boy
02 – Dead And Gone
03 – Gold On The Ceiling
04 – Little Black Submarines
05 – Money Maker
06 – Run Right Back
07 – Sister
08 – Hell Of A Season
09 – Stop Stop
10 – Nova Baby
11 – Mind Eraser


Gold on Celing



Lonely Boy



Sister


Alabama Shakes - Boys & Girls



El álbum debut Boys & Girls, del quinteto de Georgia, EU,Alabama Shakes, sin duda es un deleite musical. La mezcla debluessoul y rock, aunado a  la melodiosa voz de Brittany Howard (considerada como una de las mejores cantantes de la escena actual) y una excelente ejecución instrumental, hacen que este disco sea una buena opción para relajarnos en la comodidad de nuestro hogar.
Boys & Girls, salió a la venta el 10 de abril, siendo uno  de los discos más esperados del 2012. Compuesto por 11 temas que te llevan por un viaje musical, el material discográfico muestra la capacidad musical de esta agrupación, impresionando en cada una de sus canciones y nunca cerrándose en una línea, siempre buscando nuevas.
Hold On, (la primera canción del disco) es una pieza tranquila, pero a la vez potente. Con unos cuantos riffs estilo country, la rola es una buena forma de iniciar este disco que te deja con ganas de seguir escuchándolo. I Found You, muestra la capacidad vocal de  Howard. Hang Loose, es un tema que puedes estar escuchando por horas y no cansarte por el ritmo.
En You Ain’t Alone, la voz de Brittany Howard nos acompaña en una de las mejores canciones del disco; un tema lleno de sentimiento acompañada por un piano que no deja de impresionarnos.
Heartbreaker, es una melodía que te hará cantar y vibrar por su enérgico sonido, mientras que Boys & Gilrs - tema que le da nombre al disco-, es sumamente melancólico, pero eso no deja de restarle importancia y mérito a esta excelente canción.
El disco se complementa con Goin’ To The Party, una canción de poco menos de dos minutos que funciona como un intermedio del disco. Rise To The Sun, es una balada de esas que te alegran el día completo. Be Mine, seguida de I Ain’t The Same, es una canción que se puede definir en una sola palabra: explosiva. cerramos con broche de oro el álbum con la movida On Your Way.
Tracklist
1.Hold On - 3:46
2.I Found You - 2:59
3.Hang Loose - 2:24
4.Rise To The Sun - 3:08
5.You Ain't Alone - 4:44
6.Goin' To The Party - 1:45
7.Heartbreaker - 3:47
8.Boys & Girls - 3:26
9.Be Mine - 4:14
10.I Ain't The Same - 2:55
11.On Your Way - 3:05
Mis temas favoritos
Hold on
You Ain't Loose
Boys and Girls

Valerie Tasso - El otro lado del sexo



El otro lado del sexo es una obra de Valérie Tasso publicada en 2006. En ella aborda en primera persona algunas prácticas sexuales (del BDSM a la felación, pasando por el voyeurismo y la abstinencia) y opciones (la adaptación quirúrgica de los genitales para una pretendida mejora en la satisfacción sexual de la mujer, la duración del orgasmo: algunos métodos y su espuria justificación y el ejercicio de la prostitución como posible terapia social sanatoria) que se mantienen socialmente reprimidas para resaltar la importancia del cerebro (como órgano sexual) y del pensamiento(como guía de éste) así como los límites (si los hubiera) de ese terreno de experimentación de la conciencia humana que llamamos sexo.

Robert C. Wilson - Testigos de las estrellas




Testigos de las estrellas (Blind Lake, 2003) es un thriller de ciencia ficción del escritor canadiense-americano Robert C. Wilson. 

En esta novela se relatan los problemas personales de un grupo de científicos, periodistas y técnicos instalados en la base científica Blind Lake, al norte de Minnesota.

En la cual se logra observar el comportamiento de una civilización extraterrestre mediante un arreglo de telescopios orbitales, y la señal se filtra gracias al trabajo de unas computadoras cuánticas, aunque el método con el que estos equipos logran hacer esto no es comprensible para los seres humanos.

Para el escritor de obras de divulgación científica, Chris Carmody, su vida quedo afectada  cuando la publicación de su libro provocó el suicidio del científico en el que baso su obra.

Cris recibe  una invitación para realizar un escrito para una revista científica acerca de la base Blind Lake en Minnesota, en donde un par de miles de científicos y técnicos se encargan de mantener funcionando los O/BEC, las computadoras cuánticas en arreglo de red neuronal que se encargan de separar la señal útil de todo el ruido recibido por unos telescopios en la órbita de nuestro sistema solar.

Lo perturbador es que eventualmente los telescopios dejan de funcionar, pero la señal transmitida por estos equipos no se pierde.

Para la científica Marguerite Hauser, la vida se divide en dos partes, analizar la vida de "las langostas", los alienigenas del mundo HR8832/B, donde se encuentra posicionada la señal, así como cuidar de su hija Tessa, la cual sufre lo que parece ser de esquizofrenia leve, pues piensa que su reflejo es capaz de pensar por cuenta propia.

La vida cotidiana en la base se ve trastocada por una cuarentena obligatoria de la instalación, lo cual presagia que un gran cambio se avecina para la humanidad, para bien o para mal.

Solo vi un problema, el ex-esposo de Marguerite Hauser es planteado como un villano tan caricaturesco, que desentona con el tratamiento adulto y sobrio que realiza con los demás personajes.

Testigos de las estrellas es la mejor novela que he leído de este autor, mezcla ciencia esotérica con potente drama humano, pero siento que como en muchas otras obras artísticas, la novela es más que la suma de sus partes.

Peter Watts - Visión Ciega




La editorial Bibliópolis nos presenta la novela Visión Ciega, de Peter Watts dentro de su línea de Fantástica, una obra que nos recuerda las grandes aventuras de conocimiento cultural y contacto extraterrestre de Stanislaw Lem, una epopeya lingüística, filológica y psicológica en la que la humanidad del futuro se juega su existencia ante la amenaza de una civilización desconocida y misteriosa que se acerca a la Tierra con propósitos desconocidos y por tanto posiblemente belicosos.
Visión ciega es una obra de exploración en donde la ciencia (y la ficción) juegan un papel muy importante, no pudiendo ser de otra forma ya que la novela pertenece al genero de la ciencia-ficción dura. Y lo es, y también una novela apasionante, como lo es cualquier novela de investigación y descubrimiento en la que el objetivo primordial es el contacto con otras civilizaciones extraterrestres.
Visión ciega nos sitúa en una época futura (en el año 2082) en el que unas luminarias de origen desconocido han llegado a la Tierra con el objetivo de hacer una instantánea del planeta. Una amenaza si no sabemos quién o qué está detrás de la iniciativa. Por esta razón la humanidad envía una expedición estelar para seguir el rastro de la amenaza compuesta por los cerebros científicos y militares más relevantes del planeta en una nave llamadaTeseo que contiene los últimos adelantos científicos del momento. Una nave medio-viva que piensa por sí misma de una forma inalcanzable para el hombre, que desarrolla su intelecto a un nivel infinitamente superior por lo que necesita de un intérprete para comunicarse con los tripulantes humanos, en este caso un miembro de una raza de vampiros extinta en los albores de la historia de la humanidad.
La expedición hallará su objetivo en los límites del sistema solar, al descubrir una estructura viva en estado de gestación en la que las fuerzas electromagnéticas ingieren enormes cantidad de materia espacial, con una finalidad desconocida. La meta de la misión será contactar con el ser-estructura y dilucidar si sus intenciones son positivas o, negativas, y actuar en consecuencia.
Como decía antes, la novela de Peter Wats recuerda en mucho las novelas de Stanislaw Lem, en las que la humanidad se enfrenta al desafío del contacto con una civilización extraterreste. Obras como FiascoEdén e incluso Solaris nos vienen a la cabeza, en las que los misterios de las civilizaciones no terráqueas se convierten en los verdaderos protagonistas de la novela. Pues bien, Visión ciega se alza como una actualización de la temática lemiana donde la base de la trama serán los esfuerzos humanos para comprender y ponerse en contacto con los otros. Para ello el autor nos presenta a los componentes de la misión y sitúa al lector justo al lado de ellos, es decir, nos relata los avances y los retrocesos del estudio como si estuviéramos trabajando mano a mano, neurona a neurona, con los diversos especialistas. Los diálogos de los expertos son naturales, científicos, complicados a veces, misteriosos en algunas ocasiones pero interesantes y productivos y nos ofrecen una visión científica y tecnológica actual, o mejor dicho, actual en el futuro en el que está ambientada la novela.
Por eso es necesario indicar de nuevo que Visión ciega pertenece al género de la ciencia-ficción dura, en el que los temas tratados son peliagudos y espinosos, científicamente hablando, aunque las situaciones y los continuos descubrimientos y avances e incluso retrocesos de los miembros de la misión son apasionantes. En este aspecto la obra incide de forma intensa en el lenguaje, en las formas que éste adopta y las posibilidades de la comunicación no tan solo entre diferentes civilizaciones sino también entre los propios humanos. Algo que nos permitiría poder considerar la obra como una novela de ciencia-ficción lingüística.

Pero volvamos a la trama principal de la obra. La cuenta atrás en la investigación científica se iniciará poco después de presentada la casuística de la novela. Una cuenta atrás que obliga a los miembros de la misión a poner sus reflejos y capacidades físicas y sensoriales al máximo y exigirá que sus conexiones sinópticas funcionen al 250% de su capacidad habitual. Poco es lo que el hábitat de la forma extraterrestre permitirá investigar y, más concretamente, comprender a un grupo de investigación que no puede más que pensar con un modelo humano y antropomorfo, que, como en las novelas de Lem, dificultan la comprensión de lo otro, sobre todo cuando este otro no tiene nada que ver con la evolución de la vida “única” desarrollada en la Tierra. El debate entre los miembros de la misión llevará al enfrentamiento entre sus componentes que, en algunos aspectos, han dejado de sentir y de ser hombres: cuerpos que contiene más de una personalidad en sus límites mentales; médicos que sensorizan la realidad a través de máquinas corporales; especialistas militares con teorías y prácticas heterodoxas y culpabilizadoras; vampiros extintos que se convierten en el únicos nexo entre la tecnología viviente y los humanos…No por otra la civilización humana mostrada por Watts en su novela ha llegado a un estado de evolución científica y social difícil de entender por los humanos (lectores) de la actualidad. La muerte ha sido vencida y aquellos marcados por la señal del destino pueden acceder a crear su propio Paraíso en el que pueden ser visitados por sus seres queridos; los misterios de la mente han sido en parte desvelados, lo que permite a la humanidad actuar y operar sobre él, mejorar algunos de sus aspectos y amputar aquéllos perjudiciales para el comportamiento; las relaciones sexuales físicas han sido substituidas por el contacto virtual, en el que una tecnología algo parecida a internet ha remplazado a las costumbres amatorias humanas; la medicina puede sanar a los cuerpos casi más allá de la muerte. Toda una serie de modificaciones que convierten a la humanidad del futuro en un conglomerado de personas y comportamientos difíciles de entender para alguien chapado a la antigua como el que estas líneas escribe.
Todos los ingredientes están preparados y cocinados para que participemos en una investigación, para que intentemos entender lo otro, aquello que nuestras mentes limitadas no están capacitadas para entender y disfrutar de una aventura de ciencia-ficción (dura) en el que el futuro de la humanidad está amenazado, aunque nunca sabremos si el peligro proviene de fuerzas enemigas extraterrestres o de la propia descomposición de la sociedad y de la conciencia humana. Todo un misterio al que solo la lectura de Visión ciega le permitirá acercarse… y, con suerte, con mucha suerte, comprender.
Peter Watts (1958, Calgary, Canadá) es biólogo marino y reside en Ontario. Es autor de la trilogía formada porStarfish (1999, finalista de los premios John W. Campbell Memorial y Aurora), Maelstrom (2001, finalista del premio Aurora) y Behemoth (2004-2005). Su despegue internacional se produjo con Visión ciega (2006, finalista de los premios Hugo, Locus, John W. Campbell Memorial, Sunburst y Aurora). Actualmente prepara una nueva novela situada en el mismo universo. Su narrativa corta está recogida en Ten Monkeys, Ten Minutes (2000). Tiene una interesante página web en www.rifters.com.

Rostam - Woods

Toni Erdmann

La historia comienza cuando un padre, Winfried, se da cuenta que su hija, Inés, está alienada en una gran consultora, que ha olvidado viv...