30 ago. 2010

Aldebarán



La acción se sitúa en el 4º planeta del sistema que orbita alrededor de la estrella Aldebarán. Se trata de un mundo que por sus características físicas y ambientales similares a las de la Tierra, fue elegido para comenzar la colonización humana más allá del Sistema Solar. La tremenda complejidad de los viajes espaciales a velocidades relativistas hace que, en plena colonización, los “pioneros” pierdan el contacto con los “terrícolas”. 

La historia comienza 100 años después de la desconexión con la Tierra, en el pequeño pueblo costero de Arena Blanca. Los pescadores de la región empiezan a observar extraños fenómenos en el mar, y un enigmático extranjero aparece en la zona avisando a los lugareños que deben huir de sus casas, pues una gigantesca y peligrosa criatura marina se aproxima al lugar.



Un dibujo soberbio, de corte muy realista que logra empatizar de forma profunda con el lector cuando de exponer sentimientos, emociones, ansiedades humanas se trata. Ello, unido a un impresionantemente sólido guión que hace que esta obra este al nivel de grandes sagas de ciencia ficción (de las que me he leído, no tiene mucho que envidiarle a Fundación de Asimov o a Crónicas marcianas) con todos los elementos que componen una historia de colonización planetaria tratados con la mayor destreza posible.

Tal vez lo que mas llama la atención es el detallismo y la entrega por parte del autor en retratar y concebir un mundo con una flora y una fauna espectaculares, alienígenas pero absolutamente creibles, que nos permite sumergirnos en dicho entorno y sentirnos como unos habitantes cotidianos de dicho mundo en colonización.

Su autor, LEO (Luiz Eduardo de Oliveira) es un brasileño que tuvo que huir de su país por la dictadura militar, y luego de Chile por la misma razón, situaciones que se ven alegorizadas en esta obra. Ingeniero mecánico de profesión, se fue a París a inicios de los 80’s para cumplir su sueño de hacer comics cuando tenia ya mas de 30 años! (lo que es un aliciente para personas como yo. La esperanza permanece). Por supuesto el camino fue duro pero logró consolidarse poco a poco en el mercado Franco-Belga.

Pero fue en los 90’s con la aparición de esta obra que Leo consiguió el éxito y sobre todo el respeto como un verdadero maestro de la narración grafica, uniendo su estupendo dibujo a una claridad en el guión que permite disfrutar de una obra completa en todo sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toni Erdmann

La historia comienza cuando un padre, Winfried, se da cuenta que su hija, Inés, está alienada en una gran consultora, que ha olvidado viv...