2 may. 2011

Cuarteto de Nos - Yo no soy el hijo de Hernández

Soy quien soy,

No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Usted me confunde y no se que pretende
Ya le explique pero se ve que no entiende
Y esa equivocación es un error grande.
Yo no soy el hijo de Hernández.

Que me importa que diga ese papel
No tengo nada que ver con el
No voy a mentir aunque me lo demanden.
Yo no soy el hijo de Hernández.

Usted se piensa que soy cínico
Que culpa tengo yo de la casuística
Si mi apellido es idéntico
Es lógico dice la estadística.

No me siga, ni me pida
Que sea cómplice en tu mentira

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Mi personalidad no va a cambiar
Porque alguien diga como tengo que actuar
Pero yo no permito que a mi nadie me mande
Yo no soy el hijo de Hernández.

No voy a ser otro porque a usted le conviene
Aunque mi declaración me condene
Se quien soy y ande donde ande
Yo no soy el hijo de Hernández.

No entiendo nada de genética
Pero aun no soy tan esclerótico
Como para creer que soy la replica
De mi trágico árbol genealógico

No me siga, ni me pida
Que sea cómplice en tu mentira

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Yo no soy el hijo de Hernández.
Yo no soy el hijo de Hernández.

Se de donde vengo, se donde voy
Por eso se donde estoy, no me avergüenza lo que soy
Se cual es mi lugar y adonde pertenezco
Lo que no me corresponde y lo que merezco
Soy sangre de mi sangre y soy mi costumbre
Mis hábitos y códigos y mis incertidumbres
Soy mis decisiones y mis elecciones
Soy mis acciones, solo y en la muchedumbre
Soy mis cadencias y mis creencias
Soy mi materia y mi esencia
Soy mi presencia, mi ausencia, mi conciencia
Y mi experiencia, soy mi procedencia
Soy mi pasado y mi vigencia
Soy mi herencia y mi experiencia
Y esta vivencia es la referencia
Con otros me une y me diferencia
Por eso no pido que mi camino desande
Seguiré erizando aunque me desbande
Que mi voz rebote contra los Andes
Yo no soy el hijo de Hernández.

No, no soy el hijo de Hernández…
No, no soy el hijo de Hernández…
No, no soy el hijo de Hernández…
No, no soy el hijo de Hernández…

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.



La frase pertenece a Michel Foucault, crítico de las identidades, las ideologías, y las representaciones en tanto éstas sean concebidas como naturalizadas y no como efectos de poder. Les transcribo el párrafo completo de “La arqueología del saber” de la que extraigo la frase que opera como clave de interpretación, espero que les sirva para encontrar sus propios significantes.

"¿No está usted seguro de lo que dice? ¿Va usted de nuevo a cambiar, a desplazarse en relación con las preguntas que le hacen, a decir que las objeciones no apuntan realmente al lugar en que usted se pronuncia? ¿Se prepara usted a decir una vez más que nunca ha sido usted lo que se le reprocha ser? Si está preparando ya la salida que en su próximo libro le permitirá resurgir en otro lugar y hacer burla como la está haciendo ahora: “No, no, no estoy donde ustedes tratan de descubrirme, sino aquí, desde donde los miro, riendo”. ¡Cómo! ¿Se imaginan ustedes que me tomaría tanto trabajo y tanto placer al escribir, y creen que me obstinaría, si no preparara –con mano un tanto febril- el laberinto por el que aventurarme, con mi propósito por delante, abriéndole subterráneos, sepultándolo lejos de sí mismo, buscándole desplomen que resuman y deformen su recorrido, laberinto donde perderme y aparecer finalmente a unos ojos que jamás volveré a encontrar? Más de uno, como yo sin duda, escriben para perder el rostro. No me pregunten quién soy, ni me pidan que siga siendo el mismo: es una moral de estado civil la que rige nuestra documentación. Que nos dejan en paz cuando se trata de escribir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Frantz

Frantz, un soldado francés (Adrien) de la primera guerra mundial, visita la tumba de Frantz, un soldado alemán, de quien se dice amigo....